El caso de France Soir: la muerte del periodismo impreso

El diario France Soir, en pie desde noviembre de 1944, ha anunciado que a partir de diciembre abandonará la edición impresa para centrarse completamente en la edición digital.

La razón no es difícil de adiviniar, el periódico francés, azotado por la crisis, ha ido viendo como en los últimos tiempos el número de ejemplares vendidos ha disminuído a un ritmo irrefrenable, y aunque el propietario, Alexandre Pugachev, ha declarado haber invertido hasta 70 millones de euros para solucionar la caída de las ventas, todo esfuerzo ha sido inútil.

France Soir nació como un periódico clandestino asociado a la Résistance durante la Segunda Guerra Mundial. Durante mucho tiempo fue uno de los diarios franceses más populares, pudiendo presumir de ser líderes en ventas. En 1970, con la muerte de Charles de Gaulle llegaron a registrar un total de 2,2 millones de ejemplares vendidos. Pero en 2009 las cifras reflejaban otra realidad: el diario registraba su pico más bajo con solamente 20.000 ejemplares vendidos.

Las inversiones de Pugachev para remontar las ventas dieron su fruto, pero en cierta medida y sin lograr acercarse a la cifra que tenía en mente (se lograron vender cerca de 75.000 ejemplares, no obstante el objetivo eran los 200.000). France Soir hubo de tomar una decisión y se llegó a la conclusión de que suprimir la edición impresa era la mejor opción.

Las consecuencias del abandono de la edición impresa las sufriran sobre todo los trabajadores del periódico, pues en diciembre, el 75% de la plantilla se verá en la calle. Pugachev tiene además en mente invertir unos 10 millones de euros más en France Soir para asegurar que los contenidos de la edición digital puedan igualar en calidad a la edición en papel.

Alexandre Pugachev, propietario de France Soir a sus 26 años.

Este no es el primer caso de un periódico que decide dedicarse íntegramente a la publicación de contenidos digitales, y todo apunta a que tampoco será el último, pues en Estados Unidos se han dado también varios casos. Cada vez son más los usuarios que prefieren acudir a Internet a la hora de informarse y esto es algo que sin duda revertirá (si bien ya lo está haciendo) en las ventas de periódicos impresos.

Las razones por las que se observa una tendencia hacia el uso de Internet en detrimento de la prensa tradicional no las podemos resumir a una, factores como la franja de edad o los gustos personales han de tomarse muy en cuenta a la hora de analizar la situación, pero todo parece apuntar que con las generaciones venideras la supremacía la ostentará el periodismo digital.

Es evidente que la consulta de información en Internet tiene ventajas que el periodismo impreso no puede alcanzar, por ejemplo el hecho de que en cuestión de segundos podemos pasar de una versión de los hechos a otra y formar una opinión propia y crítica, sin olvidar que la versión de un periodista es siempre el modo en la que él/ella interpreta la realidad. Pero ¿puede esta situación afectar seriamente al panorama periodístico?¿qué hay implícito en lo que parece ser tan solo un cambio de modelo? Sacar conclusiones sería precipitado: la transición de un modelo a otro es algo que está ocurriendo.

Laura Ferrer 

Anuncios

Un pensamiento en “El caso de France Soir: la muerte del periodismo impreso

  1. Pingback: La crisis de la prensa | Periodista en la red

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s