El poder periodístico de los buscadores de Internet

En este blog nos hemos referido en numerosas ocasiones al poder periodístico que algunas plataformas han cobrado en Internet, como por ejemplo los blogs o las redes sociales. Hoy rendimos homenaje a los buscadores de Internet, ya no como lugar donde se desarrolla el periodismo digital, sino como lugar desde el cual parte una gran mayoría de información, todavía más considerando que estamos en un momento en el que el periodismo ciudadano está conociendo su auge.

Por citar algunos ejemplos de buscadores, e ir algo más allá de Google, encontramos algunas alternativas como DuckDuckGo, Yahoo! (que no es solamente un buscador, pero incorpora uno en su interfaz), Bing o Yippy. No todas estas herramientas funcionan de la misma manera, cada una se guía bajo distintos parámetros e incluso está especializada en distintos temas, y es por ello que pueden llegar a ser de especial interés para quien las usa con fines periodísticos.


Dentro de Google encontramos, además, diversas aplicaciones que nos pueden ser de utilidad si estamos usando el buscador con un fin concreto. Es el ejemplo de Google Académico, cuyos resultados suelen ser artículos o escritos profesionales para búsquedas más enfocadas a ámbitos de estudio, o Google Blogs, que nos puede resultar de especial interés si estamos trabajando en nuestro blog y queremos encontrar otras bitácoras a las que enlazar para complementar la información.

Pero quizás un ejemplo que muestra a la perfección cómo el periodismo digital no es el que se ha adaptado al panorama, sino que ha adaptado las herramientas a su alcance en su propio beneficio, es el ejemplo de Google Maps. Muchos han sido los periodistas (y no periodistas) que han utilizado esta plataforma para elaborar mapas informativos. Así, uno de los ejemplos más antiguos (con fecha de inicio en mayo de 2005) es el de chicagocrime.org (ahora conocido como chicago.everyblock.com), creado por un periodista, Adrian Holovaty, que, en asociación con el Departamento de policía de Chicago, elaboró a partir de los mapas de Google una herramienta que, al introducir una dirección en Chicago, mostraba los índices de criminalidad.


A partir de esta iniciativa miles de usuarios comprendieron el potencial de Google Maps y comenzaron a elaborar sus propios mapas informativos. El blog Google Maps Mania es muestra de ello, aunque es cierto que no todos los casos pueden considerarse periodísticos (algunos buscan simplemente la diversión). Navegando por el blog encontramos algunos ejemplos interesantes, como el de Coal Seam Gas Rush, elaborado por Abc News, y que muestra los lugares donde se llevan a cabo actividades del carbón en Australia. O el caso de Freedom of Press, un mapamundi que con una escala de colores del verde al rojo muestra la situación de la libertad periodística mundial (encontrándose por ejemplo España, Francia o Polonia entre los países con mayor libertad de prensa).

Todos estos ejemplos son muestra del potencial del periodismo digital y de los campos que todavía quedan por explorar. Nos hemos querido centrar en los buscadores, no como lugar en el que, sobre todo el periodista amateur, busca información para complementar la que ya posee, sino también como plataforma periodística de por sí.  Como es el caso de Google Maps, habrá muchas más herramientas que el periodista digital todavía no haya descubierto, lo que queda claro es que al ciberperiodismo le aguarda un futuro cada vez más interactivo.

Laura Ferrer

Anuncios

Los nuevos géneros periodísticos

Los géneros periodisticos han evolucionado con el periodismo digital. El hecho de que se puedan incorporar las posibilidades hipertextuales, multimedias e interactivas a los géneros clásicos ha hecho posible el surgimientro de lo que conocemos como ‘nuevos géneros periodísticos’.

Concha Edo define los géneros periodísticos como ‘modelos concretos de creación lingüística que permiten presentar de forma adecuada y comprensible la información, la interpretación y la opinión, en cualquiera de las distintas variedades de medios de comunicación de masas, tanto escritos como audiovisuales o, en estos momentos, digitales’.

Ramón Salaverría y Rafael Cores plantean una división de los géneros periodísticos en cuatro grupos: géneros informativos, géneros interpretativos, géneros dialógicos y géneros argumentativos.

En el primero de ellos, los de tipo informativo, encontraríamos la noticia, la infografía y los datos en bruto. La noticia es el género emblemático del periodismo y los cibermedios ofrecen un lugar preeminente al mismo. Se ha tomado del modelo de la prensa tradicional y se ha insertado en el medio digital con el valor añadido de la hipertextualidad, la multimedialidad y la interactividad.

La infografía digital ha pasado de ser una traslación de gráficos estáticos a ser un género específico que aprovecha las posibilidades de integración textual, icónica y sonora de la Web.

Entre los tipos de géneros interpretativos podemos citar el reportaje y la crónica.

Los géneros más importantes que surgen y se desarrollan junto al periodismo digital son los que están ligados a la interactividad. Ramón Salaverría los llama géneros dialógicos.

La importancia de estos géneros radica en la participación directa de los lectores a través de entrevistas digitales, en las que los lectores plantean las preguntas; sondeos y encuestas, donde los lectores votan; áreas de comentarios como foros o chats, donde se expresan opiniones sobre temas específicos.

Por último, citar los géneros argumentativos como el editorial, la columna, las cartas al director, las críticas y reseñas o las viñetas y las tiras cómicas.

Es imprescindible decir que muchos de estos géneros podrían formar parte de más de un grupo de los propuestos por Ramón Salaverría

Por último, os dejo un vídeo en el que se habla de los géneros periodísticos y la narrativa digital.


Periodismo digital social: blogosfera y redes sociales

El portal Bitacoras.com, que se define a sí mismo como “la red social para bloggers más importante del mundo hispano”, ha venido publicando en los últimos años (desde el año 2009) un informe sobre el estado de la blogosfera en la comunidad hispana. Las conclusiones del último informe sitúan el perfil medio del blogger hispano como un hombre de entre 25 y 34 años, localizado principalmente en España, México, Argentina y Chile, que publica normalmente los días laborables por la tarde y usualmente sobre temas de actualidad, Internet, música y curiosidades.

Usando como base el agregador de la propia página, Bitacoras.com establece un comparación de las temáticas más tratadas en los blogs en contraposición con las más valoradas. En el top 5 de las más repetidas se encuentran (en orden descendente) los temas personales, los temas sobre arte, historia y literatura, los que tratan sobre noticias y sobre la actualidad, la temática sobre cultura y sociedad y los blogs sobre periodismo y medios. En cambio, los cinco temas más valorados son las noticias y la actualidad, la televisión y vídeos, Internet, los temas políticos y las curiosidades. Resulta curioso que, siendo los temas personales los más repetidos, son los que se encuentran entre los menos valorados.

 Entre las entradas de blog más valoradas en el portal sobre blogs hispanos (Bitacoras.com se basa en un formato en el que los usuarios pueden votar las entradas de los diferentes blogs que se encuentran agregadas en esta web) en este año encontramos en primer lugar una entrada de un blog llamado Kurioso titulada “Votos nulos. Cosas que los indignados han utilizado como papeletas electorales“. Así pues, no debería resultarnos extraño que “15m” y “acampadasol” hayan sido los términos más buscados en Bitacoras.com.

De este modo, no sólo podemos establecer un perfil del blogger, sino también del lector, un usuario preocupado por lo que ocurre a su alrededor y ansioso de recibir información constantemente. Y ésto enlaza con una de las funciones que la blogosfera se ha ido asignando en los últimos años: el constituir un lugar para el periodismo ciudadano o participativo. El público ya no quiere ser informado y callar, ahora quiere participar también en los medios, y los blogs constituyen una interesante herramienta para ello. Encontramos así una disolución entre los lectores y los bloggers, pues no es casual que la gráfica anterior muestre tal elevado interés por la actualidad y las noticias, tanto para los primeros como para los segundos.


Otro de los aspectos de especial interés para el periodismo digital, son los datos que el informe presenta acerca de las redes sociales en relación con los blogs. Respecto a esto destacamos del informe:

“Para los bloggers suponen además una vía excelente para viralizar contenidos, ampliar sus comunidades y extender la conversación más allá de las propias fronteras de sus bitácoras.”

Y en efecto, si bien la redes sociales permiten hacer comentarios y expresar opiniones a título individual, guardan en realidad una estrecha relación con la blogosfera porque les permite reflejar sus intereses y opiniones compartiendo los enlaces con un simple click. El papel de las redes sociales dentro del periodismo, en muy resumidas cuentas, consistiría en la divulgación, y ya no sólo de entradas de blogs, sino también de artículos de prensa digital, podcasts, videos de televisión, etc.

Queda por ver hacia donde evoluciona la blogosfera en los próximos años y si su papel en el periodismo ciudadano va a consolidarse o difuminarse en pro de otros intereses. De momento todo parece apuntar a una conciencia del poder de los blogs como herramientas sencillas, a la mano de cualquiera que quiera hacer uso de ellos y que permiten expresar una opinión pública así como dar a conocer información a la cual los medios, o bien no quieren, o bien no pueden tener acceso.

Podéis consultar el informe de Bitacoras.com aquí.

Si estáis interesados en profundizar más sobre periodismo ciudadano podéis consultar el artículo Periodismo 3.0: el periodismo ciudadano, de nuestro mismo blog.

Laura Ferrer

Blogs y periodismo

Navegando entre blogs encontré uno de gran interés: Blog Documental. Es un espacio de prácticas generadas para analizar la relación entre el Periodismo y los Blogs creado por Alvaro Liuzzi.

Junto a distintas entrevistas con periodistas y blogueros, trata de profundizar el tema en un espacio que abrió nuevas perspectivas al periodismo como nunca antes.

En primer lugar cuelgo un video en el que Sonia Blanco, periodista, profesora en la Universidad de Málaga y podcaster, habla sobre qué es un blog y qué le otorgan los blogs al trabajo periodístico.

Y, en segundo lugar, os dejo el Documental ‘Blogs y Periodismo’ (50′ aprox.), aunque os recomiendo que vayáis a Blog Documental o seleccionéis el tema que más os interese de los siguientes, ya que la duración de los mismos es de unos 7 minutos y es más ameno:

¿Qué es un blog?, Historia personal con los blogs, Aportes de los blogs al periodismo, Oportunidades laborales y blogs, Blogs y medios tradicionales, Blogs y dinero, Mi blog soy yo

Antonio Caballero Muñoz

Del texto al hipertexto, de la imprenta a la digitalización

Es bien sabido por todos que el periodismo está en constante evolución. A principio de los años 80 se imponen las redacciones electrónicas con lo que la producción es informática y el producto también, pero, a su vez, sigue siendo físico y necesita ser impreso y distribuido.

Este proceso de digitalización se produjo con el fin de abaratar los costes de producción. La informatización hizo posible que la fase de impresión y distribución desapareciese, pero un diario debe ser impreso y distribuido todos los días. Por lo que, actualmente, un mismo artículo lo podemos encontrar en dos tipos de soporte: en papel y en soporte digital.

Basándome en el continente, y no en el contenido, he realizado una búsqueda de un artículo de un mismo medio en los distintos soportes con el fin de diferenciar las características de uno y otro. El artículo seleccionado aparece en la página 3 de la edición impresa del periódico La Razón del día 29 de septiembre de 2011. Os recuerdo que lo que pretendo analizar es la forma, no me interesa ni la ideología ni el contenido, eso es algo que haremos en posteriores entradas.

A primera vista podemos observar que el artículo con titular: “Barberá elimina la Mostra por la crisis y ahorra 1,7 millones” forma parte de la sección de Economía y, junto al mismo, aparece otro artículo también de carácter económico. De aquí podemos sacar una de las principales características de la prensa escrita impresa, la linealidad. En un diario o periódico la estructura está totalmente definida y es inamovible. El consumidor de prensa en soporte papel está acostumbrado a ello y siempre tiene la oportunidad de ir a la sección que más le interese, eso sí, para ello tiene que ir pasando páginas, lo que supone un trabajo mecánico.

La segunda característica que observamos es la integración en una misma unidad de texto e imagen estática: la fotografía.

La tercera característica a resaltar sería la periodicidad. En el caso de la información textual impresa, la periodicidad más corta que se ha conseguido es la diaria. Esto es debido a que es necesaria la fabricación física de millones de ejemplares para luego ser transportados a los puntos de venta y ponerlos a disposición de los lectores.

Por último, en este soporte es muy fácil ver dónde empieza y dónde termina el artículo.

A continuación expondré las características del mismo artículo en formato digital. Haciendo clic sobre la imagen seréis redireccionados a la página en la que aparece.


La primera característica a resaltar sería la multimedialidad, es decir, la integración en una misma unidad de información de varios tipos: texto, imágenes (fijas o en movimiento), sonidos e, incluso, bases de datos.

En segundo lugar podríamos resaltar la ruptura de la secuencialidad (hipertexto e hipermedia). Los sistemas de hipermedios se definirían como una ‘organización de información textual, visual, gráfica y sonora a través de vínculos que crean asociaciones entre información relacionada dentro del sistema’ (Caridad y Moscoso, 1991: 48). Esto se ve en el sistema de pestañas y enlaces que ofrecen al lector la posibilidad de crear caminos.

La tercera característica a destacar sería la ruptura de la periodicidad. Los medios técnicos y electrónicos han hecho posible que la información esté disponible con una asombrosa inmediatez. Al no ser necesario los procesos de impresión y distribución es posible una renovación continua de la información.

También deberíamos resaltar la interactividad: se rompe con la unidireccionalidad de la comunicación. En los medios digitales es posible emitir opiniones y dialogar con otros lectores e incluso con el autor del artículo. Al final de cada uno existe una ventana en la que se pueden leer todas las opiniones. Se ofrece al lector expresar de manera crítica sus ideas, pensamientos y opiniones, así como compartir la información a través de las redes sociales (facebook, twitter, tuenti…).

A diferencia de la prensa escrita impresa, en la prensa digital vemos el comienzo del artículo, pero no el final. Sabremos cuando termina el artículo en el momento en el que terminemos de leerlo.

Por último me gustaría hacer una pregunta y, por supuesto, conocer vuestras opiniones: ¿Llegará el día en el que la prensa escrita impresa desaparezca o serán capaces de coexistir? En relación a esto os dejo un enlace de un artículo titulado: ‘El suicidio del periódico (de papel)’

http://www.cuartopoder.es/telematon/el-suicidio-del-periodico-de-papel/638

Antonio Caballero Muñoz